30 DE ENERO DÍA DE LA NO VIOLENCIA Y LA PAZ

        

“Que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una nueva reverencia ante la vida; por la firme resolución de alcanzar la sostenibilidad; por el aceleramiento en la lucha por la justicia y la paz y por la alegre celebración de la vida”.          Carta de la Tierra  

             La Carta de la Tierra es una declaración de principios éticos fundamentales para la construcción de una sociedad global justa, sostenible y pacífica en el Siglo XXI. La Carta es una visión de esperanza y un llamado a la acción.  El proyecto de la Carta de la Tierra comenzó como una iniciativa de las Naciones Unidas, pero se desarrolló y finalizó como una iniciativa de la sociedad civil. En el año 2000, se concluyó el documento y la Comisión de la Carta de la Tierra, una entidad internacional independiente, la dio a conocer públicamente como una carta de los pueblos.. CARTA DE LA TIERRA (pínchala)
 

 

NATURALEZA EN PAZ: cuando las personas practicamos la VIOLENCIA ECOLÓGICA, es decir, cuando dañamos grave e inútilmente a la naturaleza , estamos eferciendo la violencia contra nosostros mismos y contra toda la humanidad y, en consecuencia, estamos atentando gravemente contra la vida.

                                 Esta experiencia supo expresarla con claridad y elocuencia el jefe indio Noah Seattl en una carta que dirigió, en el año 1854, al presidente estadounidense Franklin. En esa carta decía:

    “Somos parte de la tierra y, asimismo, ella es parte de nosotros. La tierra es nuestra madre. Tolo lo que le ocurra a la Tierra les ocurrirá a los hijos de la Tierra. Si los hombres escupen en el suelo, se escupen a sí mismos. Esto sabemos: la tierra no pertenece al hombre; el hombre pertenece a la Tierra. El  hombre no tejió la trama de la vida; él es sólo un hilo. Lo que hace con la trama se lo hace a sí mismo”.

 

                                                        

                 Y como no,   hablar de la PAZ Y DE LA ECOLOGÍA es hablar de WANGARI MAATHAI,  defensora de la naturaleza, galardonada con el Premio Nobel de la Paz en 2004,  por sus contribuciones al desarrollo sostenible, a la democracia y a la paz  y por su lucha para promocionar un desarrollo ecologócio viable en África. Fue la primera mujer africana que recibió este galardón.

           En 1977 fundó el Movimiento Cinturón Verde, responsable de la plantación de más de 30 millones de árboles por todo el país, para evitar la erosión del suelo, y así mejorar la calidad de vida de las mujeres  pobres que lo llevaban a cabo. Movimiento social que ha trabajado de modo efectivo por la paz, la democracia, la participación política, el desarrollo humano y el medio ambiente.

 Conocida como “La Mujer Árbol” , es un ejemplo admirable de constacia, de persona que no sólo protesta, sino que se mueve, que crea, que lidera, que hace que las cosas sucedan, que nos acerca a un mundo mejor y posible, que nos descubre que en África no sólo hay pobreza y sufrimiento, sino enormes reservas de ilusión, de ideas, de proyectos, de iniciativas, de logros, de esperanza, de culturas y de lenguas.                                                                                                                            Harambee ” empujemos todos juntos”

Wangari Maathai: UNA PERLA VERDE. ElPaís, 04-04-12 (pínchalo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: